Saltar al contenido

Tipos de adolescente

Adolescente, del latín adolescens, adolescentis “que está en periodo de crecimiento, que está creciendo”. Es participio presente del verbo latino adolescere “criarse, ir creciendo, estar creciendo, madurar”.

Período de la vida entre la aparición de la pubertad, final de la infancia, y el inicio de la adultez.  Es el momento en que se ha completado el desarrollo del organismo.

Ser adolescente puede definirse como la transformación del infante antes de llegar a la edad adulta. Se trata de un cambio de cuerpo y mente, no sólo acontece en el adolescente, sino también en su entorno. Esta fase no es lo mismo que la pubertad, que inicia a una edad específica a raíz de modificaciones hormonales. Durante esta etapa, se alcanza la expresión total de los cambios físicos y ya existe una identificación con el género.

La adolescencia varía su duración en cada persona. También existen diferencias en la edad en que cada cultura considera que un individuo ya es adulto. Comprende la etapa entre los 14 y 16 años de edad del individuo, aproximadamente, dependiendo de su madurez emocional. La mayoría de los cambios que se dan en esta etapa, son de tipo emocional y psicológico.

En torno a la sexualidad, hay una mezcla de emociones entre placer, temor, curiosidad, duda, ímpetu, entre otros.  Estos se suman a presiones grupales y sentimientos de confianza, colocando a los adolescentes ante conflictos internos al tomar decisiones. Dan inicio sentimientos de fuerte atracción hacia otras personas, acompañados de fantasías e impulsos sobre intercambio físicos que provocan placer.

Tipos de personalidad de los Adolescentes


El comportamiento  común de los adolescentes parece cualquier cosa menos normal para los padres y otros testigos. Investigaciones recientes  demuestran que pautas del desarrollo del cerebro juegan un papel importante en la formación de la personalidad y acciones del adolescente. A continuación las diversas personalidades que puede mostrar un adolescente a lo largo de este período:

Impulsivo

Son aquellos que toman decisiones sin detenerse a pensar en las consecuencias. No evalúan riesgos, predomina la baja tolerancia al estrés y la frustración, la falta de control de impulsos, y los comportamientos agresivos. Este tipo de adolescentes pueden calificarse como imprudentes, arriesgados, poco reflexivos, insensatos, inconscientes, rápidos e irresponsables.

Rebelde

Estos adolescentes se caracterizan por la resistencia o el desafío a la autoridad, la desobediencia de una orden o el incumplimiento de una obligación.

Obsesionado con la moda

Este adolescente parece siempre estar en una pasarela, está al día con el último grito de la moda. Su ropa, zapatos, accesorios, sus aparatos electrónicos, todo tiene que ver con la marca que está de moda en ese momento. Las redes sociales le sirven para exponer constantemente sus vestuarios y trata de crear tendencias.

Irritable

Se enojan con facilidad, si se les lleva la contraria arman berrinches y hasta pueden volverse agresivos. Muestran su desagrado no sólo con quién mantiene la discusión sino con todos los que le rodean.

Poco comunicativo

Son aquellos adolescentes que poco hablan con su entorno familiar. Son callados, sus respuestas no mantienen conversaciones fluidas y limitan sus respuestas a una o dos palabras. Se muestran distraídos o desenfocados de las actividades familiares aunque suelen ser comunicativos con amigos o compañeros de clases.

Amistoso

Le encanta ser popular y estar rodeado de personas contemporáneas a él. También se comunica de forma fluida con su círculo familiar y mantiene relaciones estrechas con primos y/o hermanos.

Tomador de riesgos

Los deportes extremos y la carga de adrenalina son la razón de ser de este tipo de adolescentes.  Les gusta la experimentación extrema, tienden a no escuchar las advertencias de sus padres o representantes sobre peligros latentes que pueden llevarles a graves consecuencias. Todo lo que hace debe ser emocionante para él, lo que implica un gran riesgo seguramente para su salud y/o integridad física.

Privado de sueño

Se caracterizan por tener un número excesivo de actividades, son demasiado acelerados  y les hace falta una buena noche de descanso. Se acuestan muy tarde, despertando normalmente después de mediodía, parece mantenerse en zonas horarias distintas a las de su ciudad.

Tipos de Adolescentes según su tendencia religiosa


Los fervorosos

Representan una minoría. Avanzan siempre en la misma dirección con el paso de los años. Sienten la necesidad de ser ayudados y apoyados. Basta una sugerencia y un pequeño apoyo para mantenerse en la línea.

Son atraídos por el culto religioso, encuentran pronto una experiencia fuerte de Dios. Al parecer demuestran la existencia de una armonía preestablecida entre sus aspiraciones y los imperativos de la religión. No es que no tengan momentos de relajación y debilidad, pero se rehacen en seguida y con más fervor.

Los inestables

Son los indecisos; desearían ser fervorosos pero no se sienten suficientemente fuertes para lograrlo. A veces y de pronto, sin causa aparente, renuncian a todo progreso, hasta el momento que retoman su rumbo.

En sus primeras caídas está el origen de sus trastornos. Suelen acabar en indiferentes o tradicionalistas, por eso tienen merecida una atención especial y gran margen de paciencia.

Los tradicionalistas

Al inicio adoptan con docilidad el  comportamiento religioso que le dan en casa o la escuela, pero su fidelidad al culto y a la moral religiosa se trata más de costumbre que de convicción. En teoría al principio son fieles, y en la práctica más bien cubren las apariencias.

Frecuentemente sienten remordimiento por su mediocridad pero no sienten necesario renunciar a ella. La religión les sirve como un cómodo refugio a sus creencias. Suelen buscar “los consuelos de Dios pero no el Dios de los consuelos”.

Los indiferentes

Este grupo de adolescentes son irreligiosos en potencia. No sienten atracción por lo espiritual ni tienen necesidad de discutir por cuestiones religiosas. Abandonan toda práctica religiosa lo antes y lo más posible.

Piensan lo menos posible en la existencia de un Dios y de cumplir lo indispensable en lo moral. Tratan de conservar creencias cristianas pero viven como si no las tuvieran.

Los irreligiosos

Los adolescentes irreligiosos suelen confundirse con los indiferentes pero tienen un temperamento especial. Son más conflictivos, doctrinarios y agresivos. Para ellos la religión, no sólo no les interesa, sino que les irrita y les causa repulsión.

Minimizan en su conducta la influencia religiosa pero, no obstante, en diversas ocasiones la fe actúa sobre su pensamiento. La mayoría de ellos brotan de familias cristianas que son muy tradicionalistas; que de alguna forma los han agobiado o quebrado con sus incoherencias formalistas.

Créditos & citaciones en formato APA: Portal informativo y de contenidos. Equipo de redacción profesional. (2017, 03). Tipos de adolescente. Gaceta educativa - Lostipos.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposdecosas.com/adolescente.html.