Saltar al contenido

Tipos de amortiguadores

Los amortiguadores tienen la función de controlar las oscilaciones dentro de un movimiento periódico, para contribuir en la estabilidad del vehículo, permiten contrarrestar la energía originada en golpes de impacto.

El amortiguador absorbe  la energía que finalmente se disipa en forma de calor, pérdida necesaria para evitar movimientos incontrolados de la suspensión.

Son elementos para la seguridad e indispensables en el sistema de suspensión del automotor, ellos permiten que los rodamientos se adhieran favorablemente al pavimento. Si los amortiguadores no se encuentran en buen estado, los neumáticos pierden agarre  y se vuelven menos precisas las funciones de los frenos.

Un amortiguador es un tubo que contiene un fluido viscoso, ya sea un aceite especial o gas, estos pasan por una válvula ubicada en el interior del tubo. La energía recibida se transforma en calor y  es lo  que mantiene estable al automóvil. Se recomienda realizar un chequeo regularmente y verificar si están desgastados, de lo contrario pierde su fluidez, resistencia y la adherencia que tienen los neumáticos en el pavimento.

Los automóviles en la antigüedad eran carruajes con motor, alcanzando velocidades muy bajas y apenas tenían suspensión, se hizo necesario dotarlos de confort y manejabilidad. Es por ello que los amortiguadores han sufrido una evolución a lo largo de la historia  y actualmente existen variedad de ellos.

Clases de amortiguadores


Amortiguadores de fricción

Los primeros amortiguadores que existieron eran de fricción, constituidos por  dos o más discos que rozan al girar produciendo una acción amortiguante. Ofrecen resistencia al movimiento para amortiguar las oscilaciones y hacer más confortable el camino. Poseen un resorte resistente que se encuentra montado sobre su eje, utilizado para frenar los movimientos bruscos.

Amortiguadores hidráulicos

Los amortiguadores hidráulicos constan de un pistón que trabaja dentro de un cilindro que contiene aceite. Sobre el pistón hay una serie de agujeros que permiten el paso del aceite de un lado a otro cuando la presión supera un valor dado. Su ventaja es que son muy sencillos y requieren poco mantenimiento.

Los amortiguadores hidráulicos comienzan a moverse con una velocidad mínima, proporcionando poca resistencia a los movimientos pequeños, también procuran grandes fuerzas de amortiguación conforme la velocidad aumenta.

Amortiguadores de doble tubo

Actualmente son los tipos de amortiguadores más comunes. Consta de dos cámaras, una denominada interior y otra de reserva. Hay válvulas en el pistón y en la base del amortiguador. Dentro de una cámara mayor esta ubicado un pistón, junto con el cilindro, el aceite fluye por el cilindro por medio del pistón y por la otra cámara valiéndose de la válvula. Se clasifican en dos tipos:

  • Presurizados: solo contienen aceite.
  • No presurizados: Contienen agua y aceite

Amortiguadores reológicos

Supone un novedoso avance en sistemas de suspensión, es un híbrido de suspensión mecánica y electrónica. Contiene ciertas partículas metálicas que adoptan mayor dureza a la suspensión al recibir corrientes magnéticas.

Diferentes sensores detectan la cantidad e impacto de los rebotes en la suspensión, enviando los datos a través de sensores que permite ajustar la dureza del mecanismo, ya sea al gusto del conductor o a las exigencias de la carretera.

Los amortiguadores reológicos tienen una serie de ventajas, tales como reacción que el amortiguador convencional, simplicidad mecánica, no requiere mantenimiento, control dinámico de todo el vehículo.

Amortiguadores monotubo

Consta de dos cámaras, una contiene el aceite y la otra el gas a presión,  separados por un pistón flotante. Al empujar el vástago hacia adentro, la presión que ejerce sobre dicho pistón flotante hace que la zona de gas se comprima, aumentando la presión a ambos lados. La fuerza de amortiguamiento viene dada por la resistencia que oponen dichas válvulas al paso del aceite.

El amortiguador monotubo es muy flexible, se puede montar invertida o al derecho y funcionará de las dos maneras. Una de las ventajas de este tipo de amortiguadores es que la cámara como esta en contacto con el aire tiene buena refrigeración, siendo más eficaz. Otras de las  ventajas es que al quedar el vehículo estacionado no baja el nivel de aceite lo que no causa deficiencias al arrancar.

Amortiguadores de suspensión adaptativa

Se amolda a cada modelo de vehículo y conducción. El sistema se adecua a cada modelo en función de parámetros monitorizados por sensores. Esta diseñado para modificar la dureza del amortiguador a través de mecanismos de baja potencia, con sensibilidad a diferentes velocidades para mejorar la conducción, la estabilidad, la seguridad y el confort en cada tipo de asfalto.

Actúa directamente en la parte trasera del vehículo para impedir su declinación por contener mucho peso del maletero.

Amortiguadores de frecuencia selectiva

Tiene un segundo conducto en el interior del pistón, que al recibir presión cierra la válvula, esta válvula separa los dos conductos que se encuentran en el interior del pistón, produciéndose un endurecimiento de la suspensión.

Créditos & citaciones en formato APA: Portal informativo y de contenidos. Equipo de redacción profesional. (2017, 01). Tipos de amortiguadores. Gaceta educativa - Lostipos.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposdecosas.com/amortiguadores.html.