Saltar al contenido

Tipos de energía renovable

tipos-de-energia-renovableLas energías renovables son las que provienen de una fuente natural y, por ende, no contaminan el medio ambiente.

Su característica principal es que son prácticamente inagotables o bien, son capaces de regenerarse por medios naturales a diferencia de la energía que producen los combustibles fósiles que se han venido usando tradicionalmente.

Entonces, cabe señalar que las energías renovables atañen a todas las clases de recursos naturales mediante los cuales se pueden obtener los diferentes tipos de energía.

Tipos de energías renovables


Biomasa

La biomasa es el empleo de materia orgánica como fuente energética. Mencionar materia orgánica induce a pensar en un gran conglomerado de materia heterogénea y es así, abarca un gran abanico de materias muy diferentes tanto por su procedencia como por su naturaleza.

En relación a cómo producir energía, la biomasa se traduce en aquella materia natural, creada o espontánea que puede utilizarse como fuente de energía. Los recursos que usa la biomasa pueden subdividirse a su vez en recursos agrícolas, forestales, aguas residuales, lodos de depuradoras, residuos urbanos e industriales.

La transformación de la biomasa en energía se logra mediante cuatro procesos esenciales que consiguen que dicha materia orgánica se transforme en calor y electricidad: Combustión, digestión, anaerobia, gasificación y pirólisis.

Energía eólica

El aprovechamiento de la energía eólica se remonta a los orígenes del hombre. Esta energía se ha utilizado tanto para mover barcos, como para conseguir bombear agua mediante molinos y más usos diferentes.

En la actualidad, su uso fundamental es para la consecución de electricidad a través de la energía producida por las masas de aire; gracias al desarrollo de la tecnología es una buena alternativa para producir electricidad.

Energía geotérmica de alta entalpía

La energía geotérmica es aquel tipo de energía que se acumula en forma de calor debajo de la superficie terrestre. Esta energía se puede emplear tanto para la obtención inmediata de calor como para transformar el calor en electricidad.

Una de las cualidades más destacadas de este tipo de energía es que no varía, podemos obtenerla durante todos los días del año ya que se regenera; esta cualidad hace que también sea muy cómoda de gestionar.

La energía geotérmica de alta entalpía es la que se beneficia de los recursos geotérmicos que se hallan en unas condiciones determinadas de presión y temperatura (a más de 150 grados). Sin embargo, este recurso cuenta con peculiaridades: Podrá obtenerse energía si de forma natural se dan las condiciones físico-geológicas para su consecución, de lo contrario, es necesario que el hombre estimula la geotérmica.

Energía geométrica de baja entalpía

La energía geotérmica de baja entalpía establece sus usos en la competencia que tiene la Tierra de acumular calor en el subsuelo, aproximadamente entre 10 y 20 metros de profundidad, la Tierra posee la capacidad de mantener una temperatura constante a dicha profundidad durante todo el año.

Sin embargo, los recursos geotérmicos de baja entalpía no tienen la capacidad suficiente para generar energía eléctrica, así que su uso está destinado a la climatización de agua, es decir, a producir agua caliente.

Energía marina

Se denomina como energía marina al conjunto de tecnologías que explotan la energía proporcionada por los océanos. El mar contiene gran energía que puede ser aprovechada a través de las olas, las mareas, las corrientes y en la diferencia de temperatura entre la superficie y el fondo marino.

El beneficio de la energía marina es que no va en perjuicio del medio ambiente, del mismo modo tampoco tiene un gran impacto visual que afee las costas, sin embargo, el desarrollo tecnológico ha permitido que se considere como un gran recurso energético.

Por otra parte, la problemática con respecto al uso de este tipo de energía se presenta por las condiciones adversas del mar, ya que crear aparatos que puedan extraer esta energía así como su traslado a la superficie terrestre requiere de grandes inversiones económicas, por lo que no está muy extendida.

Energía hidráulica

La energía hidráulica constituye una de las mayores fuentes de producción de energía eléctrica, así como la forma  de producir energía más tolerante con el medio ambiente.

Consiste en el usufructo de la energía cinética que provee una masa de agua. Su funcionamiento se basa en que el agua mueva una turbina cuya oscilación de rotación se transmita, a través de un eje, a un generador de electricidad.

Energía solar fotovoltaica

La energía fotovoltaica es la conversión directa de la radiación solar en electricidad. Este reajuste se produce mediante unos dispositivos denominados paneles fotovoltaicos. En dichos paneles, la radiación solar altera los electrones de un dispositivo produciendo una pequeña diferencia de potencial; cuando estos paneles se colocan consecutivamente en series, se logra una diferencia de potencial mayor, lo cual radica en energía eléctrica.

Energía solar termoeléctrica

La radiación solar se convierte en electricidad mediante un proceso de dos etapas: primero traduciendo la radiación solar en calor y, después, convirtiendo el calor en electricidad a través de unos generadores termoeléctricos.

Créditos & citaciones en formato APA: Portal informativo y de contenidos. Equipo de redacción profesional. (2017, 01). Tipos de energía renovable. Gaceta educativa - Lostipos.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposdecosas.com/energia_renovable.html.